Negocios internacionales y arbitraje: debate en los Cursos de Verano de la Universidad de Castilla- La Mancha

CIMA y sus árbitros, ponentes de estos seminarios, ya clásicos en esta comunidad autónoma

Cima ha participado como ponente en las Jornadas sobre Negocios Internacionales, celebradas dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Castilla-La Mancha los días 9 y 10 de julio de 2015. En ellas el arbitraje y su uso en negocios internacionales fue protagonista. Expertos como José Carlos Fernández Rozas, arbitro y coordinador del libro “ Veinticinco años de Arbitraje de España”, editado por la propia CIMA y Gonzalo Stampa, director general de la institución arbitral, fueron algunos de los ponentes destacados de este encuentro empresarial.

CIMAnoticias/

En la segunda sesión de las Jornadas y dentro del análisis del arbitraje como método alternativo de resolución de controversias, el Profesor José Carlos Fernández Rozas inauguró el turno de intervenciones, exponiendo brillantemente la situación actual en la que se encuentra el desarrollo del arbitraje en nuestro país, con un repaso a la jurisprudencia más reciente en materia de asistencia y control judicial y con una conclusión optimista sobre su consideración como un mecanismo eficaz de resolución de controversias dentro de la Comunidad Autónoma, dado el intenso flujo comercial existente.

A continuación, Javier Messía, en su calidad de Secretario de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Toledo, disertó en su intervención acerca de la influencia de las novedades legislativas habidas en materia arbitral sobre el funcionamiento de la Corte.

Por último, Stampa –Director de Cima- reflexionó acerca del contenido de los laudos arbitrales y sus diferentes mecanismos de control disponibles en algunos reglamentos arbitrales, así como el funcionamiento real de las actividades de apoyo del arbitraje que actualmente desempeñan los juzgados competentes nacionales en controversias nacionales e internacionales.

En su intervención destacó la necesidad de contar –con progresiva frecuencia- con el arbitraje como mecanismo aceptado de resolución de controversias con un componente internacional, cada vez más frecuente ante la expansión de mercados comerciales que se está detectando dentro del empresariado castellano-manchego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *