CIMA da un salto de calidad al apostar por las tecnologías y situar a Gonzalo Stampa como director de la entidad arbitral

La Corte Civil y Mercantil de Arbitraje estrena oficina en un espacio totalmente renovado y con las últimas tecnologías para agilizar los arbitrajes nacionales e internacionales. La entidad incorpora sistemas de videoconferencia de última generación que supondrán un ahorro significativo de costes y de tiempo para las empresas

Aires de cambio en CIMA, Corte Civil y Mercantil de Arbitraje que en este año cumplió su primer cuarto de siglo al servicio de los empresarios.

Muchos expertos al arbitraje aún se acuerdan del Congreso que tuvo lugar a primeros de otoño con la presencia de primeros espadas del arbitraje a nivel nacional e internacional. En esta oportunidad CIMA da un salto cualitativo al cambiar de oficinas por otras dotadas con las más modernas tecnologías y a la reorganización de su estructura donde Gonzalo Stampa, socio director de Stampa Abogados y hasta ahora vocal de la Junta de Gobierno se convierte en Director de la institución arbitral. De esta manera la estructura de la entidad queda con Juan Serrada como presidente, Francisco Risueño, Secretario General y el propio Stampa, director de la entidad arbitral. De Stampa podemos señalar que es uno de los primeros expertos en arbitraje de nuestro país con más de 100 litigios a sus espaldas, Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y un profesional que conoce muy bien los entresijos del mundo arbitral.