La Corte de Arbitraje celebra su XXV aniversario y estrena sede

La Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA) cumple 25 años y da un salto cualitativo en su ubicación: sus nuevas oficinas están situadas en la calle Serrano 16, frente al Museo Arqueológico Nacional.

Se trata de un espacio muy amplio, luminoso y totalmente renovado con dos salas de audiencias, seis despachos, tres salas de espera y dos archivos con los que CIMA ofrece el mejor servicio posible para sus arbitrajes.

Las dos salas de audiencias cuentan con sistemas de grabación de última generación y con sistemas de presentación y de audio de tecnología puntera. En ambas se podrán conectar testigos y/o peritos de cualquier parte del mundo lo que supondrá un considerable ahorro de tiempo y dinero para las empresas.

Cuando se cumplen veinticinco años de la creación de CIMA, la Corte se adapta al arbitraje del futuro. En las oficinas de Serrano 16 se ofrece un servicio de alta calidad, no sólo por la profesionalidad de sus árbitros, sino también, por las prestaciones materiales. Con la nueva sede, la Corte Civil y Mercantil apuesta por un espacio cómodo, moderno, funcional y con los sistemas tecnológicos más avanzados.

Juan Serrada, Presidente de CIMA, ha destacado que con este cambio “demostramos que la Corte combina la experiencia de una institución decana en materia de arbitraje con la constante apuesta por la innovación y la tecnología para facilitar el desarrollo de los arbitrajes nacionales e internacionales. Desde nuestra nueva oficina podremos proporcionar un mejor servicio de resolución de conflictos a nuestros clientes”.